Viajar y disfrutar del Norte Grande

Rate this post

La zona norte de Chile tiene una gran riqueza natural y cultural para ofrecer a quienes la visitan. Su paisaje, árido y desértico, se encuentra cercado por las alturas de Los Andes por el este y la belleza del pacífico por el oeste, y en él se ubican un sinnúmero de atractivos naturales que para muchos es desconocido.
El Norte Grande se caracteriza por ser una región minera, en la que se encuentra una gran cantidad de tesoros arqueológicos y naturales al alcance de todos los que visitan sus principales ciudades turísticas, como son Iquique, Antofagasta y San Pedro de Atacama. En ellas los turistas encuentran las principales ofertas de gastronomía, entretención, cultura y hoteles en el norte, lo que las convierte en los principales destinos de esta región.

Fuente foto: Denomades.com

Fuente foto: Denomades.com

Viaje al corazón del altiplano
Un destino de nivel internacional se encuentra en San Pedro de Atacama, un pequeño poblado que se encuentra considerado como la capital arqueológica del país, emplazada en medio del desierto más árido del mundo.
Aunque este no sea un destino preferido por la mayoría de los chilenos, son los extranjeros quienes más la visitan y se maravillan por la belleza que ofrecen sus alrededores.
Es muy común que muchos turistas lleguen en plan de “mochileo”, como una forma de abaratar costos y recorrer de manera más libre esta zona. Entre las rutas más codiciadas para conocer están el Salar de Uyuni, del otro lado de la frontera con Bolivia, y del que viene una gran cantidad de flujo de extranjeros, interesados en visitar Chile por este lado del desierto de Atacama.
San Pedro es el pueblo que acoge a los recién llegados, quienes aquí encuentran lo más tradicional de las culturas ancestrales que por siglos vivieron en estos parajes. Esto se complementa con la práctica de sandboard y paseos en bicicleta para visitar algunos atractivos naturales como el Valle de la Luna, el Salar de Tara, la Laguna Tebinquinche o las piscinas termales.