5 razones para viajar a Chile en tu automóvil

Rate this post

Este país se extiende por miles de kilómetros, donde las distancias pueden ser tan largas como mil kilómetros para llegar a Puerto Montt o tan cercanas que en invierno podemos viajar a la nieve y estar de vuelta en la tarde tomando el té en la playa. Chile es un lugar privilegiado para quienes aman trasladarse de manera independiente, manejando su propio automóvil para recorrer hasta el último rincón de este hermoso país.

Si vienes de un país vecino o eres un nómada global, debes saber que para viajar con tu vehículo motorizado en Chile debes tener un seguro de accidentes SOAPEX. Este seguro cubrirá a las personas envueltas en un accidente automovilístico. Es obligatorio para todo auto que desee entrar al país con patente extranjera, tanto de manera temporal como provisoria. Relájate, asegúrate con tu seguro SOAPEX y viaja tranquilo por este país, ¡sobran razones para recorrerlo!

1. Chile tiene excelentes carreteras

Si lo tuyo es viajar y conocer los principales destinos turísticos de Chile, te contamos que especialmente desde Santiago a Puerto Montt la carretera Panamericana o Ruta 5 es fabulosa. Si bien tienes que pagar peajes para su uso, estos contemplan ayuda en carretera, zonas de descanso y por supuesto, doble pista ilimitada por más de mil kilómetros. Podrás llegar a Puerto Varas en unas 12 horas, contemplando paradas para relajar tus músculos de las piernas.

2. El paisaje es imponente y puedes disfrutar manejar de día

Muchos temen a largos viajes con paisajes monótonos o simplemente deprimentes, Chile es lo opuesto. Sea que viajes al norte del país o al hermoso sur, paisajes hermosos de acompañarán. Inclusive si viajas al norte, las coloraciones variarán con el correr de las horas, y podrás disfrutar de rutas alternativas que te llevarán a sorprendentes oasis, caminos costeros desamparados y repletos de esplendor.

3. Es seguro manejar en Chile

En comparación con viajes a otros países de Sudamérica y Asia, manejar en Chile es un placer, pues la mayoría de las reglas del tránsito son acatadas. Si bien siempre es mejor manejar a la defensiva, no tendrás que que competir con motos en las esquinas, adivinar la dirección de una calle o simplemente pensar que es la ley de la selva, como en muchos otros lugares del mundo. Existen muchos mapas carreteros y de ciudad, tanto utilizando apps como de manera impresa. Son detallados y muy útiles. Considera llevarlos contigo.

4. Siempre podrás contar con la ayuda de alguien

Sea una persona de un pequeño pueblo o un carabinero quien amablemente responderá a tus dudas, viajar con tu automóvil en Chile será una experiencia inolvidable en la que podrás conocer rincones de su indómita geografía y cultura. Muchos tienen miedo a quedar tirados, pero en este país podrás contar con la ayuda de su gente y de los seguros complementarios, como los de asistencia en viaje.

5. Recorrer todos sus rincones

A diferencia de un recorrido en auto o avión, podrás llegar de manera fácil y rápida a destinos que jamás pensaste descubrir, compartir con tu familia y amigos aventuras inigualables, probando nuevos platos y disfrutando de hermosas postales. Inclusive, cuando el territorio nacional se separa en el extremo sur, y los fiordos toman protagonismo, tu auto podrá viajar vía marítima para llegar a tu próximo destino.

Tu automóvil puede ser el mejor amigo de viaje que puedas tener descubriendo Chile, y estarás protegido con tu seguro SOAPEX que deberás contratar antes de entrar a Chile, tanto online como de manera física en aduanas. ¡A recorrer!