Qué seguros debería tener una familia numerosa

Rate this post

Cuando decides formar una familia – o llevar a tu pareja a vivir junto a tus padres – estás optando por compartir el camino de la vida junto con tus cercanos. Ello implica que cualquier cosa que le ocurra a uno repercutirá en todos. Por lo mismo, es indispensable tomar providencias para que dicha eventualidad no llegue a causar estragos. La aventura que emprenden en conjunto no estará exenta de altos y bajos, los cuales conviene anticipar. Y para ayudarte, aquí te dejamos los seguros generales que sí o sí debieras considerar en estos casos.

1. Seguro de vida: ideal para el jefe de familia, es decir, la persona que aporta el mayor ingreso al hogar. Así, en el caso de producirse un deceso inesperado, el clan tendrá el resguardo económico que le permita subsistir y con ello amortiguar el golpe emocional que una pérdida implica. Los hay de distintos tipos: vida completa, flexibles, temporales, de desgravamen y con ahorro. No contemplan las aficiones riesgosas, suicidio ni enfermedades preexistentes.

2. Seguro de incendio para bienes inmuebles: este tipo de garantía es fundamental, ya que el hogar es el “nido” en que la familia se desarrolla. Si un incendio lo destruyera sería un fuerte golpe que nos obligaría a un traumático reacondicionamiento. Por eso, ¿qué mejor que asegurar lo que tanto esfuerzo nos costó obtener? Este producto cubre la pérdida total del inmueble o la reparación de los daños, si fue afectado de forma parcial.

3. Seguro contra robos: los hechos ilícitos están a la orden del día y siempre habrá “amigos de lo ajeno” expectantes a cualquier descuido. Ser víctimas de estos delitos nos lleva a sentir vulnerables, ya que somos invadidos y desprovistos a violencia de los frutos de nuestros esfuerzos. Para minimizar el impacto que esto genera, resulta excelente disponer de una protección contra robos que cubra los daños resultantes de la sustracción del objeto asegurado.

4. Seguro de cesantía: perder el trabajo puede ser un desastre financiero para una familia, si quien es desvinculado fuese el proveedor principal de ésta. Tal situación afecta la armonía del hogar, así como también la estabilidad económica. Por ello es que, entre la oferta de seguros generales, el de cesantía es uno de los más cotizados. Cubre las deudas impagas del asegurado, constituyendo un alivio para esta difícil situación.

Como ves, los seguros generales pueden ser una gran solución para familias numerosas, manteniendo el clima de tranquilidad y armonía en el hogar aún en momentos de crisis. Y tú, ¿ya contrataste los tuyos?